jueves, 24 de diciembre de 2009

Isabel de Grana

UN POCO DE HISTORIA. Con su nombre real: Enriqueta Isabel Gay, la posterior cantante de tangos Isabel de Grana (nombre artístico sugerido por Canaro), nació en el barrio de Villa Crespo el 8 de agosto de 1930. Fue la mayor de seis hermanos (cinco mujeres). En casa de dos profesoras de color hizo estudio de danzas clásicas y populares. Siendo niña participó en espectáculos de zarzuelas, coro y ballet en el teatro Avenida. Entre los 14 y 27 años concurrió a vocalización y estudio de canto con un maestro del teatro Colón.
En 1944, el cantor uruguayo Carlos Roldán, a la sazón vocalista de Canaro y amigo de los padres de Isabel, la presentó a Pirincho.Y quedó incorporada al elenco de la compañía que representaba, en el teatro Alvear, la comedia Dos corazones, de Canaro y Pelay, que luego pasó por Montevideo. También actuó, generalmente como bailarina, con otras compañías teatrales integradas por Pepe Arias, Mario Fortuna, Sofía Bozán, Alberto Castillo, entre otros.

AL TANGO. Alentada por el actor cómico Mario Fortuna, inició su carrera como cancionista de tango, debutando en el Maipo en 1947. Pero se puso de novia, se casó y abandonó la actividad artística. En 1950 reapareció, esta vez como figura y media vedette, en el teatro Comedia en La Revista de los campeones, junto a Alberto Anchart, Pedro Quartuchi, Juan Verdaguer, Blanquita Amaro, Jovita Luna. Al año siguiente apareció en la pantalla grande con un papel en la película Locuras, tiros y mambos, con Los Cinco Grandes del Buen Humor, Verdaguer y Blanquita Amaro.
La labor artística de Isabel Gay no tuvo pausas. Tras una gira por Chile y Brasil con Alberto Castillo, se dedicó de lleno a cantar tangos: a la hora del té en el Bohemian Club con el pianista Lorenzini, en el cabaret Tibidabo de la calle Corrientes con orquesta, en la confitería L’Aiglan Noir y en el Tabarís, donde compartió escenario con Juan Carlos Copes, Verdaguer y Margarita Padín.

SALTO IMPORTANTE. En el año 1957 rindió una prueba decisiva con el fin de ser cantante de Francisco Canaro, y la expectativa que significaba vincularse a un nombre preponderante del espectáculo porteño. Cantó el tango Lo han visto con otra, acompañada por el pianista Oscar Sabino, siendo aprobada, Debutó con la orquesta en la comedia musical Tangolandia (de Canaro y Pelay) en el teatro Alvear. Allí fue cuando Pirincho la asignó el nombre: Isabel de Grana. Renombrados artistas integraban esa compañía: María Esther Gamas, Tito Lusiardo, Jorge Vidal, Alba Solís, Tono Andreu, Carmen Vallejos, Beba Bidart, el ballet de Copes y María Nieves. Isabel cantó a dúo con Juan Carlos Rolón el vals Noche deseada y sola el tango No te doy bolilla. Esa comedia tuvo enorme éxito y realizó muchísimas giras por el país.

RADIO, GIRAS Y DISCO. En 1958/59 la orquesta de Canaro con Isabel de Grana actuaron en radios Libertad, El Mundo, Belgrano y Canal 7 de televisión. También animaron los carnavales del Club Rosario Central, mientras seguían las giras por el país, extendiéndose a Santiago de Chile y Uruguay. En 1960 se presentó Canaro en el emblemático Glostora Tango Club (cuando en el verano entraba en receso De Ángelis, la atracción central). Isabel de Grana y Eduardo Adrián eran los vocalistas. Al año siguiente, la cancionista integró el dúo vocal con Ernesto Herrera en el periplo que cumplió Canaro durante un mes en Japón.
Al fin Isabel llegó al disco, grabando entre 1961 y 1964 diez temas con Pirincho, entre ellos los tangos Bandoneón arrabalero y De mi barrio. Su figura atractiva volvió a la televisión, actuando en Canal 13 en los programas Casino Phillips, el Show de Juan Carlos Mareco y Sábados circulares, de Pipo Mancera. A la vez, formó parte de la compañía que en el teatro El Nacional ofreció obras emblemáticas de Alberto Vaccarezza, junto a artistas de primera línea y la orquesta de Osvaldo Pugliese.
Tras el fallecimiento de Canaro, ocurrido el 14 de diciembre de 1964, reinició Isabel su ciclo como solista. Actuó en programas radiales y televisivos, locales nocturnos y giras por ciudades del país, presentándose también en Uruguay, Chile y en una importante gira por Colombia, donde impuso éxitos como los tangos Ahora no me conocés, Gloria y Padre Nuestro. Luego de una gira por el sur y cantar en Radio Carve de Montevideo, en 1969 abandonó definitivamente la vida artística.

MÉRITOS. Una amplísima trayectoria en programas y escenarios de renombre, recorridas por el país y el exterior cantando con su voz suave y expresivo fraseo, avalan a la cancionista que evocamos. No estuvo entre las mejores, no fue diva como ilustres antecesoras y poco se sabe de su vida íntima, una faceta que suele otorgar repercusión. Pero dejó su sello y discos, a través de los cuales se puede escuchar a esta buena cantante que se llamó Isabel de Grana, en ediciones remasterizadas de la colección Reliquias. Falleció el 6 de abril de 1997 en su casa de la calle Agüero, de Barrio Norte.


Para destacar

DISCOGRAFÍA. Isabel de Grana registró 10 grabaciones con la orquesta de Francisco Canaro, cinco de ellas en Japón, teniendo como compañeros del rubro vocal a Ernesto Herrera y Francisco Amor. Además grabó tres tangos (Gloria, Garufa y De mi barrio) en Chile, en acetato, acompañada por la orquesta de Carlos Arci.

ANECDÓTICO. La vinculación de Isabel de Grana (nombre artístico) como cantante estable de Francisco Canaro resultó el canal por el cual Pirincho, bohemio y mujeriego empedernido, tuviera un amor clandestino. Estuvo casado legalmente, hasta su fallecimiento, con una francesa, Martha Gessaume, sin hijos. Esa otra mujer se llamó Irma Gay (hermana menor de la cancionista) y de esa unión nacieron dos hijas: Rafaela Emma y Argentina Irma Canaro, ambas muy bellas en su juventud. Hoy tienen 61 y 59 años respectivamente.

Francisco Canaro - Isabel de Grana

1 comentario: